Protege tus rodillas

PIN Protege tus rodillas

La rodilla es una articulación sinovial de tipo bisagra y es una de las articulaciones más importantes de nuestro cuerpo. Es una articulación de carga que es vital para el movimiento horizontal y vertical del cuerpo. Sin nuestras rodillas, no podríamos caminar, correr, saltar o realizar muchas otras formas de movimiento.

Desafortunadamente, demasiados de nosotros damos por sentado que nuestras rodillas se encuentran frente a lesiones innecesarias. Aunque no todas las lesiones pueden evitarse, como las causadas por accidentes, hay al menos tres causas de dolor de rodilla que pueden evitarse: la obesidad, el uso excesivo y la debilidad muscular.

El sobrepeso simplemente añade demasiada fuerza en las rodillas. Con cada paso, cientos de libras de presión son puestas en sus articulaciones patelofemorales, llevando al dolor y al daño de los cartílagos. Mantener un peso saludable es vital para su rodilla y su salud en general. Las lesiones por uso excesivo se desarrollan lentamente durante semanas y meses y a menudo son causadas por actividades físicas repetidas que ejercen presión o impacto sobre la articulación de la rodilla. Esto puede incluir condiciones como tendinopatías, bursitis y distensiones musculares. La debilidad muscular también puede contribuir al dolor y convertirse en lesiones por uso excesivo, ya que dependemos de otros músculos para compensar.

La clínica de fisioterapia Miguel Peña, siente que la mejor manera de prevenir lesiones es fortalecer sus músculos a través de ejercicios apropiados y enfocados. Todo en el cuerpo está conectado. Para mantener nuestras rodillas en forma, tenemos que hacer más que solo enfocarnos en los músculos conectados a las articulaciones de nuestras rodillas. Una forma de mejorar la fuerza muscular y aligerar la carga de las rodillas es desarrollar músculos centrales, de la cadera y de la espalda fuertes, creando así estabilidad.

Siéntese y párese con su espalda en una posición de columna neutral durante el día y a medida que inhale, atraiga los músculos del bajo abdomen y sosténgalos antes de soltarlos con una exhalación. Esto le ayudará a mantener la postura, fortalecer su núcleo y aliviar la presión de sus rodillas.

Las sentadillas son un ejercicio de cuerpo entero que entrena principalmente los muslos, las caderas y los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales, pero también fortalece los tendones y los ligamentos de la parte inferior del cuerpo. Estos tendones y ligamentos, por supuesto, están todos conectados a las articulaciones de las rodillas. Las sentadillas también ayudan a construir los músculos centrales y de la espalda. Otro ejercicio que se centra en los muslos, el centro, los glúteos y la espalda es el puente de una sola pierna. Pídele a tu fisioterapeuta en tu próxima visita que te muestre la forma adecuada de estos ejercicios.

Antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, siempre es una buena idea consultar con un experto para realizar un ejercicio de forma adecuada y segura, y para aprender qué ejercicios son los adecuados para usted.

Consejo adicional: Si siente tensión muscular, utilice un rodillo de espuma o una pelota de tenis y relaje sus músculos en él para ayudar a aliviar la tensión y aflojar sus músculos.

You May also Like
Cosas que desearía saber antes de una abdominoplastia
Escalada y lesiones